¿Sabía usted que el 80 por ciento de toda la energía que se consume en el mundo proviene de la quema de combustible fósil, produciendo emisiones de CO2, que afectan la capa de ozono? ¿Sabía además, que es posible lograr una reducción de las emisiones de CO2 en un 42 por ciento con la implementación de sistemas de Eficiencia Energética?

Administrar la energía para gastar menor cantidad produciendo lo mismo, logrando aumentar la eficiencia de un proceso industrial; es la propuesta que los sistemas de eficiencia energética están desarrollando para invitar a los empresarios y a la comunidad en general, a contribuir con la reducción de los riesgos a los que nos enfrentamos globalmente con la problemática del cambio climático.

Colombia, es aún principiante en la implementación de procesos que apunten a la optimización de los recursos energéticos; sin embargo, desde la academia se vienen adelantando procesos que buscan generar un impacto positivo a través de estudios e implementación de proyectos que dan cuenta de que para generar Eficiencia Energética, no es necesario invertir grandes sumas de dinero en la adquisición de nuevas tecnologías, pues solo con la adopción de buenas prácticas es suficiente para alcanzar grandes resultados.

Con este propósito, la Universidad Autónoma de Occidente trabajó en el año 2004, en alianza con la Universidad del Atlántico en un proyecto financiado por Colciencias y por la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, en la implementación de un modelo de gestión energética que permite administrar estos recursos en las empresas estimando el ahorro que se puede alcanzar para iniciar la implementación del sistema. En el 2007 se hicieron las primeras pruebas con tres empresas que alcanzaron una disminución del 5 por ciento en el consumo de energía eléctrica. Con este resultado, Colciencias revirtió el valor del ahorro en los impuestos que pagaban estas empresas.

En el 2012, Colombia acogió la implementación de la norma ISO 50001 que presenta los requisitos para el establecimiento de un sistema de gestión de energía, aplicable a todo tipo de empresas y organizaciones, grandes o pequeñas tanto en el ámbito público como en el privado. Los avances logrados con el proyecto implementado en las tres empresas en el 2007, se ajustaba en gran medida a los requerimientos de esta norma, razón por la cual, se ganó una convocatoria para llevar a cabo el ‘Programa Estratégico Sistema Integral de Gestión de la Energía’, apoyado por la UPME y Colciencias y adelantado por 15 universidades en 5 regiones del país que como resultado, evidencia que las empresas pueden ahorrar entre el 2 y el 15 por ciento de la energía con la adopción de buenas prácticas.

Con el propósito de evidenciar estos resultados, se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Occidente, en el mes de marzo la jornada Técnica ‘Eficiencia Energética: visión empresarial y competitividad 2013’ organizada por el COCME, Comité Colombiano del Consejo Mundial de la Energía, cuyo objetivo era presentar por parte de expertos nacionales, las tendencias y desarrollos sobre el uso eficiente de la energía en escenarios nacionales y mundiales.

El COCME hace parte del Consejo Mundial de la Energía, WEC (Word Energy Council), organización multienergética sin ánimo de lucro, con comités miembros en más de 100 países incluyendo los más grandes productores y consumidores de energía de los sectores privado y público, distribuido en cinco regiones y cuya sede se encuentra ubicada en Londres. Su misión es promover la oferta y el uso de la energía en forma sustentable para beneficio de la humanidad.

Uno de los invitados a esta jornada técnica fue el Dr. José Antonio Vargas Lleras, presidente de Codensa, Vive Chair WEC América Latina y el Caribe, quien explicó la importancia de que Colombia sea miembro del WEC pues demuestra que el país ya no es aislado, sino que por el contrario se está abriendo al mundo, sensibilizándose sobre el impacto que está generando al país, la forma como están ocurriendo las cosas en el exterior.

“Hacer parte de una organización es una puerta, una ventana a mirar las realidades del mundo para saber cuáles son los temas que están preocupando a los gobiernos, a las empresas, a la academia, a la investigación alrededor del mundo, para nosotros desde esa perspectiva, empezar a mirarla, y sentarnos en esas grandes corrientes de pensamiento, de conocimiento, empezar a participar más de cerca en los grupos que están estudiando día a día estas problemáticas y sacando concusiones, eso es lo que estamos trabajando a través del Consejo, en donde hemos conseguido, particularmente en Colombia, vincular muy fuerte a la Universidad, a la empresas y al gobierno”. Aseguró Vargas Lleras.

Colombia trabaja desde el año 2001 en la expedición de leyes y reglamentos que señalan el camino a seguir en materia de eficiencia energética, reconociendo la importancia de esto a nivel legal, generando beneficios para las empresas que quieran avanzar en este camino. Ahora, se debe fortalecer el trabajo mancomunado entre las organizaciones que representan al gobierno en materia energética y de investigación junto con la academia en busca de un propósito común que permita avanzar en el desarrollo de eficiencia energética para el país.